Las ventajas de las soluciones sin código: desarrollo a escala

El software se ha convertido en una parte cada vez más importante e integral para los negocios en todo el mundo. La capacidad para automatizar procesos y externalizar tareas repetitivas ha conseguido reducir los gastos de oficina y aumentar la productividad. Al mismo tiempo, el desarrollo de software representa un campo complejo que exige conocimientos especializados y años de formación. Pero ¿y si hubiera una manera de automatizar los procesos empresariales sin tener que escribir código?

sin código

La popularidad de las soluciones de código bajo y sin código ha aumentado enormemente como resultado del COVID-19, lo que ha ayudado a las empresas a personalizar sus soluciones de TI sin incurrir en costes técnicos excesivos asociados con el desarrollo y la implementación de software. Las empresas que no se ocupan principalmente de tecnología se vieron sometidas a la presión que supone integrar soluciones digitales en sus operaciones para garantizar que fuesen capaces de manejar las interrupciones; por ello, las intervenciones sin código ofrecían una solución directa para desarrollar software sin tener que competir por hacerse con los servicios de los profesionales de TI mejor cualificados y, a menudo, costosos. Cuando las empresas estadounidenses acusaron la pandemia con toda su fuerza en marzo de 2020, las entidades tradicionales no tecnológicas se las tuvieron que apañar para adaptarse a los sistemas distribuidos y a los entornos de trabajo remotos. Las soluciones sin código permitieron a estas empresas desarrollar software sin tener que contar con un equipo de TI completo que aprovechase las capacidades de sus miembros.

Las soluciones sin código y de código bajo ya llevaban varios años en el mercado, por lo que, para las empresas, se trataba simplemente de implementar los servicios existentes. Todo lo que tenían que hacer era elegir a un proveedor de servicio con buena reputación para que se hiciese cargo del trabajo pesado. Este cambio de tendencia hacia las soluciones sin código permitió desarrollar rápidamente aplicaciones, lo que, a su vez, dio mayor flexibilidad a los trabajadores remotos, al tiempo que preservaban los flujos de trabajo en esta nueva normalidad. Ayudó a reducir la presión a la que se veían sometidos los desarrolladores, y los análisis en tiempo real proporcionaron información valiosa a la hora de tomar decisiones rápidas y bien informadas.

Si bien se espera que los efectos de la pandemia en las empresas se vayan atenuando gradualmente, es importante investigar la forma en que este cambio de enfoque respecto al desarrollo de software afectará a las empresas, tanto a corto como a largo plazo.

Soluciones de escalabilidad y sin código

Las plataformas sin código no suelen requerir conocimientos de programación ni de código y, normalmente, consisten en herramientas de tipo «arrastrar y soltar» que se ocupan de tareas sencillas. Las herramientas de código bajo resultan ideales para acelerar el desarrollo de software, pero no son adecuadas para todo el mundo. Si no posee competencias tecnológicas, necesitará contratar a un ingeniero costoso o bien recibir formación intensiva.

Las soluciones sin código ofrecen lo mejor de ambos mundos a aquellos equipos centrados en optimizar su capacidad para escalar de forma eficaz y eficiente.

Reduzca la presión que soportan los equipos de TI

Los desarrolladores de software llevan a cabo una fantástica labor que es increíblemente específica y técnica, así que ¿para qué iban a necesitar plataformas sin código? Bueno, el mayor reto consiste en que, normalmente, no hay suficientes desarrolladores para trabajar en cada proyecto que la organización ha planificado.

El uso de una plataforma sin código reduce la presión a la que se ven sometidos los equipos de desarrollo, y ayuda a fomentar un flujo de trabajo independiente en algunos de los complejos procesos de TI y en los calendarios de desarrollo. Las soluciones sin código se convierten en las nuevas reinas de la codificación, recuperando y democratizando este ámbito de trabajo. En las implementaciones sin código suele ser necesario un único «propietario» del producto o servicio, lo que se traduce en que cualquier persona con una gran idea puede diseñar un prototipo o incluso una aplicación completamente funcional.

La ausencia de codificadores significa que no hacen falta programadores, lo que conlleva menos personal técnico. Los empleados que poseen competencias variadas pueden aprovechar sus habilidades y puntos de vista únicos para sacar partido a grandes ideas sin necesidad de conocimientos técnicos avanzados.

Cuando las empresas adoptan soluciones de código bajo y sin código, permiten que los profesionales de TI saquen tiempo para centrarse en la búsqueda de soluciones a los problemas existentes. Por ejemplo, los departamentos de TI pueden dedicar su tiempo y recursos a resolver problemas que no cuentan en el mercado con soluciones listas para usar.

Ya que cada vez hay más gente trabajando de forma remota, las plataformas sin código basadas en la nube ayudan a los compañeros de trabajo separados físicamente a diseñar aplicaciones adaptadas a las necesidades únicas de su organización. De este modo, en lugar de tener que colaborar con un desarrollador en un sótano perdido para obtener ayuda, Carmen, desde Buenos Aires, puede desarrollar una aplicación que estará lista para enviarla a Jaime, en Madrid, antes de que se tome el café mañanero.

Huella de recursos ligera

A diferencia de los protocolos de desarrollo de software tradicionales, las soluciones sin código no requieren varios propietarios de productos o servicios para llevar a cabo una digitalización satisfactoria del negocio. Todos los aspectos necesarios de la implementación de software se pueden manejar a la vez. Para apreciar plenamente todo lo que implica esta diferencia fundamental, es necesario evaluar algunos de los aspectos obligatorios del desarrollo de software cuando sigue el modelo tradicional.

El esquema de desarrollo de software más popular se denomina SDLC (ciclo de vida del desarrollo de software, por su nombre en inglés). Para aplicar este método, es necesario contar con un equipo de expertos informáticos que utilicen servicios especializados para ejecutar cada proceso básico: análisis de requisitos, planificación, diseño, desarrollo, pruebas y empleo.

Estas tareas las lleva a cabo un equipo de profesionales entre los que se incluyen el arquitecto de software, desarrolladores, diseñadores, expertos en aseguramiento de la calidad y analistas de negocio. Además, el grupo se encuentra bajo la supervisión de un director de proyecto que se mantiene en contacto con los ejecutivos de alto nivel de la organización, que también se encargan de dirigir otras áreas de la organización, como contabilidad o recursos humanos.

Gracias a las soluciones sin código o de código bajo, un único profesional informático puede llevar a cabo la mayoría de las tareas que suelen emplear a una docena de trabajadores de TI de bajo nivel. En algunos casos, puede que el software no sea lo suficientemente complejo como para que se necesite un experto de TI particular, con lo que se puede delegar la tarea a los consultores del área específica en la que se usará el software. De este modo, se reduce significativamente la cantidad de recursos y productos asociados a la mayoría de los proyectos.

El futuro de la automatización

La informática sin código y de código bajo introdujo soluciones que se podían utilizar en tareas de automatización sin tener que invertir en departamentos internos de TI. Como resultado, los expertos de cada área adquirieron el control que necesitaban para gestionar las soluciones de software aplicables en sus campos. Por ejemplo, un equipo de marketing que trabajase desde casa podría desarrollar, probar e implementar de forma sencilla un programa, sin tener que consultar a un técnico informático para saber cómo preparar el sistema del servidor o del cliente.

Ambas soluciones se desarrollaron para ayudar a las organizaciones que tienen dificultades con la implementación de TI (mucho antes de que alguien predijese que íbamos a vivir una pandemia), después de darse cuenta de que necesitaban formas realistas y seguras de derivar y ampliar sus operaciones remotas.

Gracias a las soluciones de código bajo y sin código, las barreras que presenta la transformación digital se redujeron significativamente. En general, las soluciones fueron capaces de ofrecer lo mejor de ambos mundos a los expertos de las distintas áreas, y permitieron a los profesionales centrarse en sus trabajos mientras utilizaban las soluciones más recientes de TI para aumentar su eficacia.

Configuración mínima del sistema

Los sistemas sin código y de código bajo están diseñados para poner en marcha cualquier negocio con soluciones de software desarrolladas a medida en el menor tiempo posible. Una de las formas más importantes de conseguirlo ha sido mediante la eliminación del proceso de configuración. Cuando se usan soluciones sin código, la mayoría de los procesos se pueden ejecutar en una plataforma web, con lo que se asegura que no se utilizan los recursos digitales locales.

El uso de una única interfaz de tipo «arrastrar y soltar» para desarrollar un software potente resulta un ingrediente clave para favorecer la adopción de este sistema, especialmente en situaciones en las que una empresa no cuenta con desarrolladores o no puede permitirse contratarlos. Esta situación contrasta con la técnica tradicional de desarrollo e implementación de software, que requiere una considerable inversión en recursos informáticos en las etapas iniciales y finales de un proyecto.

Asimismo, las empresas que siguen utilizando soluciones de software tradicionales deben tener en cuenta las licencias del SDK y las API necesarias para seguir desarrollando sus programas. En muchos casos, pueden estar suscritos a varios planes anuales para asegurarse de que los recursos estén actualizados y a buen recaudo. Los servicios sin código o de código bajo eliminan la necesidad de usar estos sistemas.

La solución sin código ideal

Dado que la escalabilidad constituye uno de los principales puntos de venta de las plataformas de código bajo y sin código, hay determinadas características que las empresas esperan obtener de estas ofertas de servicios, como, por ejemplo:

  • Velocidad
  • Agilidad
  • Automatización
  • Innovación

La velocidad es, sin duda, la ventaja más importante que aporta el desarrollo y la implementación de software sin código y de código bajo. Mediante estas soluciones, las empresas no tienen que hacer frente a los típicos retrasos que suele acarrear el proceso tradicional de creación de software.

El servicio sin código ideal debería ser capaz de ofrecer resultados sustancialmente mejores con una inversión mínima de tiempo. Algunas de las herramientas que constituyen servicios integrados sin código y de código bajo incluyen la funcionalidad de arrastrar y soltar, modelos de procesos empresariales, interfaces de usuario predefinidas, servicios de pila completa y compatibilidad con aplicaciones multiplataforma.

Es imposible que una plataforma sin código trabaje de forma eficiente si las API y los conectores no se integran perfectamente con las herramientas de terceros que suelen utilizar los desarrolladores de software. Por último, las soluciones sin código deben incluir pocos procesos repetitivos, ya que todo debe manejarse con un solo clic siempre que sea posible.

La agilidad empresarial ayuda a las organizaciones a adaptarse y responder rápidamente a los cambios y oportunidades mediante soluciones digitales. Los servicios sin código y de código bajo se han creado específicamente para proporcionar esta capa de interoperabilidad entre las operaciones comerciales habituales y los cambios que se producen en el sector, lo que justifica por qué estas soluciones necesitan ser abiertas. Deben ser fáciles de vincular con sistemas modernos y heredados en función de las necesidades cambiantes.

Los servicios de código bajo modernos incluyen refactorización automatizada, plantillas integradas y chatbots fáciles de operar, que se pueden utilizar para garantizar que la experiencia sea uniforme en las distintas plataformas. Los clientes finales modernos utilizan una gran variedad de plataformas para comunicarse con empresas, como, por ejemplo, sitios web, tecnología móvil y aplicaciones nativas de escritorio. En particular, los dispositivos portátiles se están integrando en la tendencia actual, añadiendo otra plataforma en la que se necesitan soluciones sin código.

Sin la automatización, implementar servicios en distintas plataformas resultaría costoso, ya que la arquitectura de cada sistema subyacente es diferente. Además, el resultado final ofrecería una experiencia poco uniforme. Algunos clientes podrían tener dificultades para interactuar con un negocio, lo que abocaría a la pérdida de ventas.

Una idea errónea muy extendida es que los servicios sin código y de código bajo sacrifican la innovación y la creatividad profesional en el proceso de diseño de las soluciones de software. Sin embargo, no ocurre nada de eso, ya que el típico desarrollador pasa la mayor parte de su tiempo reparando errores e inconsistencias en el programa.

Con las soluciones propuestas, los aspectos técnicos de la creación de software los gestiona el motor de procesamiento subyacente, lo que permite al profesional tener tiempo para dedicarse a los problemas principales del negocio. Los servicios sin código y de código bajo aumentarán la productividad de los empleados al eliminar los aspectos técnicos del desarrollo de software.

El camino a seguir

En el panorama empresarial de hoy en día, tan competitivo y que se mueve a gran velocidad, resulta vital para las empresas encontrar formas de automatizar y agilizar el mayor número posible de tareas. Una de las mejores maneras de hacerlo consiste en incorporar soluciones sin código en su flujo de trabajo para que puedan centrarse en los aspectos que realmente importan en su organización.

El sistema de DocDigitizer para el procesamiento de documentos inteligente, que utiliza aprendizaje automático y un método híbrido con participación humana en nuestra solución compuesta sin código/RPA, permite disfrutar de las ventajas combinadas de los 4 marcos: la interoperabilidad de una solución sin código, la escalabilidad de la RPA, la velocidad del aprendizaje automático y la precisión de un método híbrido con participación humana.

Si desea saber más y entender mejor cómo funciona nuestra solución tecnológica de vanguardia, por qué puede beneficiar a su empresa y cómo puede optimizar sus procesos sin invertir demasiado tiempo ni dinero, regístrese ahora para obtener una prueba gratuita de DocDigitizer.

Doculator

See how much you could be saving!

Do you know how much your current document processing is costing you?