¿Qué es una solución de software sin código?

La demanda laboral de programadores informáticos sigue superando a la oferta disponible en cualquier parte del mundo. Teniendo en cuenta que casi el 70 % de las empresas en los Estados Unidos han llevado a cabo algún tipo de transformación digital, no hay suficientes programadores competentes para ocuparse de todo el trabajo que supone el desarrollo de software. Es precisamente aquí donde entra en juego la solución «sin código» para la programación en el ámbito empresarial.

No-Code

Esta solución permite que las empresas puedan descentralizar el desarrollo de programas informáticos, convirtiendo una tarea que solo pueden realizar los desarrolladores de software en una a la que pueden acceder personas sin conocimientos de programación. Con las soluciones sin código, cualquier profesional puede utilizar unas cuantas herramientas especializadas para crear productos de software que su empresa podrá implementar inmediatamente. Una de las ventajas principales que conlleva es que la empresa no tendrá que contratar a costosos desarrolladores para crear módulos y aplicaciones independientes. Los ahorros resultantes se pueden emplear en otras áreas de la empresa, como investigación y desarrollo.

Uno de los principales argumentos a la hora de contratar, con un notable gasto, a programadores para manejar los aspectos relativos al software de producción es que las soluciones sin código no ofrecen la capacidad necesaria para diseñar aplicaciones complejas. Los proveedores que ofrecen soluciones con código afirman que se necesita un profesional capaz de trabajar con lenguajes informáticos como Python o Java para crear aplicaciones avanzadas.

Bueno, cuando no hay código de por medio, la cosa cambia. Podrá hacer que sus empleados sin competencias tecnológicas diseñen programas capaces de ejecutar tareas sencillas y que se puedan escalar para manejar grandes cantidades de datos, lógicas complejas y operaciones aritméticas. Algunos de los productos que se pueden crear sin código resultan tan sólidos que el cliente no será capaz de distinguirlos de los desarrollados mediante soluciones IDE. Ahora que está claro lo que significa «sin código», vamos a ver cómo está relacionado con el código bajo.

¿Cuál es la diferencia entre las soluciones «sin código» y las de «código bajo»?

Cuando compare las soluciones de código bajo frente a las soluciones sin código, se dará cuenta de que la relación entre ambas plataformas es, en gran medida, «transitoria»; es decir, que el código bajo, en la práctica, es el paso anterior a las soluciones sin código. Mientras que las plataformas de código bajo requieren que escriba algunos scripts de programación básicos, en las plataformas sin código no le hará falta ni siquiera eso. En estas, el desarrollo se lleva a cabo enteramente a través de una interfaz informática de aspecto familiar donde puede arrastrar y soltar, cambiar el tamaño de los elementos y hacer clic en los botones.

Las soluciones de código bajo surgieron como una forma de ayudar a los profesionales sin competencias en TI a adentrarse en el complejo mundo del desarrollo de software utilizando únicamente las habilidades básicas. Repasemos brevemente la historia del desarrollo de software para comprender de dónde proceden las plataformas de código bajo como concepto.

De la programación de código máquina a las plataformas de código bajo

El tipo de desarrollo de software más difícil y costoso es el que se realiza en el nivel más bajo de computación, es decir, el código máquina. Estas soluciones eran muy comunes en los albores de los programas informáticos, cuando se introdujeron en el mercado los primeros ordenadores comerciales.

Los desarrolladores de software se dieron cuenta rápidamente de que la carrera profesional en el campo de la programación no atraería a ningún codificador si los profesionales se hubieran visto obligados a utilizar el lenguaje Assembly, que es ilegible para el ser humano. Los lenguajes de bajo nivel no resultaban viables para el desarrollo de software.

De este modo, la situación dio lugar a la proliferación de lenguajes informáticos de alto nivel, cuya sintaxis se parece mucho más al inglés: lenguajes como Java, Python, Ruby y PHP, que están clasificados como implementaciones de lógica informática de alto nivel. ¿Cómo entienden los ordenadores estas instrucciones si solo pueden ejecutar números binarios que se corresponden con interruptores de encendido/apagado?

¡Nos alegramos de que lo pregunte! Los primeros programadores crearon compiladores e intérpretes que traducían instrucciones de alto nivel a un formato que podían entender los ordenadores. Este cambio dio inicio a la carrera de desarrollo de software que tanto valoran millones de programadores.

Durante varias décadas, el mundo ha estado utilizando decenas de lenguajes de programación de alto nivel en diversos campos. Algunos de estos lenguajes son C y C++ en ingeniería, Java y C# en aplicaciones empresariales, Objective C y Java en desarrollo móvil, así como HTML y JavaScript en desarrollo web. Sin embargo, el nivel de desarrollo de programas mediante código no ha podido mantener el paso con la demanda en prácticamente todas las áreas de actividad empresarial humana.

De las plataformas de código bajo a las plataformas sin código

Un factor importante que agrava el problema es la tremenda abundancia de nueva información que se debe procesar, debido al crecimiento exponencial del uso de Internet y a la demanda de una mayor productividad y eficiencia en todos los sectores. Las plataformas de código bajo surgieron para resolver este problema, proponiendo una capa de traducción entre un editor visual y el motor de generación de código. Tenga en cuenta que un profesional que utiliza un sistema de código bajo para el desarrollo de aplicaciones necesita escribir código, aunque lo haga de forma más rápida y eficaz, ya que la mayor parte del trabajo pesado lo lleva a cabo el traductor.

Como habrá adivinado, no fueron muchos los profesionales sin conocimientos de programación que apostaron por el desarrollo de software de código bajo. Los pocos que lo hicieron no consiguieron cumplir el deseo que formulábamos más arriba. Además, resulta que las plataformas de código bajo son más adecuadas para los programadores que para los no programadores, ya que les permiten crear soluciones más rápido. Como era de esperar, siguen ralentizando el trabajo a quienes no saben codificar, como, por ejemplo, contables, analistas financieros o artistas gráficos, entre otros. Había llegado la hora de desarrollar soluciones que no necesitasen ningún script.

Las plataformas sin código son similares a las soluciones de código bajo por lo que respecta a su funcionalidad básica, es decir, la traducción. Sin embargo, las soluciones sin código resultan ser mucho más avanzadas, ya que no requieren que el profesional posea ningún tipo de conocimiento acerca del proceso subyacente. Todo lo que necesita hacer es pensar en el producto de software que desea implementar y crear visualmente, sin tener que preocuparse en ningún momento de cómo interpretará o compilará el ordenador las instrucciones.

Por primera vez desde que aparecieron los ordenadores comerciales, las empresas pueden desarrollar sus propias soluciones de software sin depender de programadores. Este cambio conlleva otras implicaciones importantes, ya que una empresa típica solía tener que contratar a un equipo de especialistas informáticos para ocuparse de todas sus necesidades tecnológicas, lo que podría explicar por qué el departamento de TI se convirtió en un elemento básico en numerosas organizaciones. Las plataformas sin código han conseguido cambiar radicalmente la forma en que las organizaciones abordan el desarrollo de software y, al mismo tiempo, han dado lugar a importantes ahorros. Veamos cómo se produce todo esto.

Equipos de desarrollo de software: una función en desuso

Antes de que naciesen las plataformas sin código, había diferentes tipos de organizaciones que contrataban a equipos específicos de desarrollo de software para hacerse cargo de todas las funciones de TI. Un equipo de desarrollo de software de alto nivel a cargo de un único producto está compuesto por un director de desarrollo, un scrum master, un responsable de equipo, los desarrolladores y los testeadores. En este caso, el producto podría ser un sitio web, una aplicación informática independiente, una aplicación móvil o un módulo de producción.

no-code

Si hay varios productos que se deben desarrollar en plazos superpuestos, se debe ampliar todo el equipo para disponer de más desarrolladores, testeadores, responsables de equipo, scrum masters y directores. En estos casos, los directores trabajan bajo la supervisión del ingeniero de software sénior, que probablemente ejerza como ejecutivo sénior en la empresa. Es posible que haya oído hablar de desarrolladores de aplicaciones front-end y back-end.

¿De qué se ocupan exactamente? Como el nombre sugiere, son desarrolladores.

Sin embargo, solo tendrá que preocuparse de los conceptos de front-end y de back-end si el software posee una versión de cliente y una de administrador. Un buen ejemplo son los sitios web. El usuario final es la persona que desplaza la página mientras busca información o que ve algún vídeo.

Por otra parte, el usuario de fondo (back-end) es el propietario o administrador del sitio responsable de garantizar que el contenido que necesita el usuario final esté disponible al hacer clic en los diferentes botones o al desplazarse. Este tipo de productos se diseña con ambas modalidades para disfrutar de la mejor funcionalidad posible. Algunos desarrolladores se especializan en ofrecer la parte visible para el cliente (de aspecto agradable y fácil de usar), mientras que otros trabajan en el lado del servidor (potente y robusto para responder a las necesidades del usuario final).

Costes de desarrollo bajos

Las plataformas sin código no solo reducen el número de profesionales de TI que las empresas tienen que contratar, sino que pueden eliminar por completo el departamento en algunas situaciones. Obviamente, esto supone una enorme ventaja para las pequeñas y medianas empresas, ya que es posible que estén pasando por dificultades financieras.

Contar con un equipo completo de desarrollo de software resulta necesario para la mayoría de las empresas que dependen de aplicaciones internas para gestionar su negocio principal. Aunque hay muchas empresas, tanto grandes como pequeñas, que todavía no han comenzado a utilizar soluciones sin código, sí que han logrado grandes avances para garantizar que la producción sea ágil y eficiente. La mayoría de las empresas que han invertido grandes sumas en equipos de software gozan de ventaja sobre la competencia.

La mayoría de los costes de desarrollo en los que incurren las empresas que no utilizan plataformas sin código ayudan a cubrir los gastos de personal. Algunos de los miembros más importantes del equipo de desarrollo de software son los desarrolladores de back-end y front-end, los ingenieros de control de calidad, los dev-ops, los diseñadores de producto y los gestores de proyectos. Algunas de las empresas que pertenecen a esta categoría utilizan soluciones de código bajo, ya que la plataforma no elimina la necesidad de desarrollar programas sin procesar.

Una diferencia significativa entre las plataformas de código bajo y las plataformas sin código es que estas últimas no resultan tan caras como las primeras. En función de lo marcada que sea la necesidad de su empresa de contar con soluciones de software altamente especializadas, es posible que no le haga falta un equipo completo de desarrollo de software.

Por ejemplo, es posible que las empresas que operan en sectores no técnicos, como la agricultura y la gestión, no necesiten en absoluto contar con un equipo de desarrollo de software, y la solución sin código les resultará suficiente. Sin embargo, si necesita software altamente especializado, conviene pensar en los pros y los contras de las soluciones sin código antes de tomar la decisión final.

Sistemas populares sin código

Las soluciones sin código llevan años desarrollándose en forma de motores de programación especiales, marcos de desarrollo y marcos de gestión de contenido (CMS). Uno de los aspectos fundamentales que debe tener en cuenta es que los motores de traducción que alimentan la mayoría de plataformas sin código requieren una gran cantidad de recursos y una elevada potencia informática.

Por esta razón, muchas plataformas sin código dependen de una conexión a internet para que el grueso del procesamiento se lleve a cabo en servidores especializados, lo que permite que usted interactúe con la parte del front-end del desarrollo de software.

Además, las plataformas sin código se suelen clasificar en función del tipo de tarea que realizan. Por ejemplo, existen soluciones pensadas para el desarrollo web, el procesamiento de documentos, la automatización web, la gestión de relaciones con los clientes (CRM) y las aplicaciones corporativas generales. Esta clasificación funcional puede deberse al hecho de que resulta más fácil diseñar una plataforma sin código que permita a las empresas crear soluciones de software avanzadas al centrarse en un único ámbito de negocio.

Procesamiento de documentos

En el procesamiento de documentos, las plataformas sin código permitirán a su empresa desarrollar software capaz de gestionar de forma más eficiente la información. Un excelente ejemplo de este tipo de solución lo constituye DocDigitizer, que se utiliza para capturar datos de documentos, procesarlos y devolver resultados estructurados que se pueden utilizar en sistemas de información.

Gestión de relaciones con los clientes (CRM)

Las soluciones de código que se usan en las herramientas CRM ayudan a las empresas a diseñar programas que gestionan las interacciones entre las partes interesadas dentro de la empresa, los clientes existentes y los potenciales. Estas aplicaciones se utilizan para mejorar las relaciones entre la empresa y sus principales partes interesadas: los clientes. Algunos ejemplos de estas plataformas son Salesforce Lightning y Creatio.

Servicios y aplicaciones web

Podría decirse que el papel que desempeña internet ha crecido de forma desmesurada en los últimos 10 años. Prácticamente todas las empresas del mundo cuentan con presencia en la red o tienen intención de hacerlo. Los sitios de algunas redes sociales, como Facebook y Twitter, han ofrecido soluciones muy utilizadas para facilitar dicha presencia. Sin embargo, no terminan de conseguirlo, ya que las controlan terceros, es decir, los propietarios de las plataformas.

Tener un sitio web, un blog y algunas aplicaciones web representa una excelente manera de ayudar a las empresas a atraer nuevos clientes a través de este dominio. Algunas de las plataformas sin código más populares, como WordPress y Zapier, se diseñaron para estar en la web.

Como puede ver, existen distintos tipos de plataformas sin código dependiendo del tipo de aplicaciones de software que desea usar en su empresa.

Conclusión

Como decíamos anteriormente, DocDigitizer es una solución que permite automatizar el procesamiento de documentos que pueden usar los profesionales, aunque no posean conocimientos de programación. La plataforma se sirve de tecnología de aprendizaje automático y OCR para leer y procesar datos. La solución utiliza algoritmos sometidos a un entrenamiento intensivo no solo para determinar el tipo de información que los profesionales desean capturar, sino también para aprender sus preferencias, lo que consigue aumentar aún más la productividad.

Algunas de las características más destacadas de DocDigitizer son, entre otras, la ausencia de procesos de configuración, el pago por documento, una API plug-and-play y un sistema centrado en la precisión. Con esta plataforma no necesitará pensar en ejecutar código para obtener los resultados que desea: el aprendizaje automático garantiza que la plataforma ajuste continuamente su funcionalidad para adaptarse a las necesidades únicas de su empresa.

Doculator

See how much you could be saving!

Do you know how much your current document processing is costing you?